Archivo de la etiqueta: entrantes

Ensalada césar

Hoy traigo como propuesta una de mis ensaladas favoritas: “ensalada césar”.

Hay distintas anécdotas e historias sobre el origen de esta ensalada. Y aunque todas ellas parecen no estar de acuerdo en quien fue su creador o en qué circunstancias se produjo su primera preparación, en lo que la mayoría coinciden es que su origen está en Tijuana, México, y en lo que puede denominarse su mejor secreto: “La salsa césar”.

Ensalada César

Ensalada César

 

Ingredientes:

– Lechuga romana.

– Rúcula.

– Tomate.

– Pan tostado.

– Huevo cocido.

– Aceitunas.

– Pechuga de pollo fileteadas.

– Pan rallado con perejil.

–  Huevo.

– Aceite de oliva.

– Zumo de limón.

– Sal.

– Salsa césar.

Preparación:

Tostar el pan en el horno. Como cortar en dados trozos de pan del día anterior y colocarlos en una bandeja de horno y dejar que se tuesten en él unos minutos. Después sólo será necesario dejar que se enfríen y guardarlos en un tarro hermético bien seco. Estarán listos para usar cuando los necesites.

Lavar bien la lechuga, la rúcula y el tomate. Escurrir bien el agua y cortar. Reservar.

Batir el huevo. Salpimentar los filetes de pollo y empanar con huevo y pan. Freír en un sartén caliente con tres o cuatro cucharadas de aceite de oliva. Retirar el pollo de la sartén y colocar en un plato o fuente con papel absorbente.

Añadir sal a la ensalada y aderezar con unas gotas de zumo de limón y aceite. Colocar la ensalada en una fuente o plato para servir.

Cortar los filetes de pollo en tiras y el huevo cocido en cuartos. Añadir ambos, junto con el pan tostado, a la ensalada. Rociar con salsa césar al gusto.

 

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , ,

Arroz frito con gambas

¡Me faltan horas en el día! O al menos no tiene tantas como a mí me gustaría.

Supongo que esa sensación la tenemos muchas personas y también, que somos muchas las que tratamos de gestionar nuestro tiempo de la mejor forma posible.

Una de las cosas que me ayudan a organizarme en la cocina es planificar el menú semanal. Lo hago durante el fin de semana, y eso, me ayuda a organizar mi tiempo tanto para la compra como para las preparaciones.

Y en ese menú semanal es raro que no exista un plato de arroz. Este varía dependiendo del tiempo disponible y de los productos que estén en la despensa o nevera.

Y arroz es lo que hoy traigo como propuesta. Un plato sencillo, rápido y que admite múltiples variaciones según nuestros gustos: arroz frito con gambas.

¿Y tú como te organizas en la cocina?

Arroz frito con gambas. ManzanasRojasR

Arroz frito con gambas

 

Ingredientes:

– 120 gr. de arroz blanco largo.

– Gambas cocidas y peladas.

– 1 zanahoria pequeña.

– 1 diente de ajo.

– 1/2 cebolla.

– 1 cucharada de salsa de soja.

– 1 huevo.

– Guisantes cocidos.

– Maíz dulce.

– Sal.

– Aceite de oliva virgen.

Preparación:

Colocar en una cazuela el agua (doble medida que de arroz) y calentar. Incorporar un poco de sal y remover. Añadir el arroz, remover y dejar cocer a fuego medio unos 15 minutos (el tiempo de cocción que se indique en el envase del arroz). Reservar.

Lavar la zanahoria. Pelar el ajo, la zanahoria y la cebolla y picar muy finos.

Colocar una sartén al fuego con dos o tres cucharadas de aceite y dorar en ella el ajo a fuego suave. Añadir las gambas y dorar. Retirar las gambas y añadir el huevo batido, removiendo continuamente para romperlo en trozos.

Incorporar el arroz cocido, los guisantes, el maíz y la cebolla. Añadir la salsa de soja y remover.

Servir caliente.

Etiquetado , , , , , ,

Mejillones a la vinagreta

¿Preparamos un aperitivo rápido y sencillo? Hoy como propuesta traigo unos mejillones frescos a la vinagreta.

 

Mejillones a la Vinagreta. ManzanasRojasR

Mejillones a la Vinagreta

Limpieza:

La parte que lleva más tiempo en la preparación de la receta es la limpieza de los mejillones. Las herramientas que yo utilizo habitualmente son:
  • Un cuchillo. Lo utilizo para limpiar la cáscara y eliminar los crustáceos que puedan estar adheridos. Es recomendable que el cuchillo no sea muy grande y que su hoja sea firme.
  • Un estropajo de alambre (es importante que este sea nuevo o que se utilice sólo para limpiar los mejillones). Lo utilizaremos para raspar las cáscaras sin riesgo de cortarnos.
Los pasos que sigo para limpiarlos son:
  • Eliminar los crustáceos adheridos de la superficie de la cáscara. Para eso lo más habitual es ayudarnos del cuchillo para golpearlos y rasparlos para eliminarlos.
  • Raspar las cáscaras con el estropajo para eliminar los restos adheridos y dejarlas completamente limpias.
  • Retirar los filamentos que se encuentran entre las cáscaras ayudándonos del cuchillo y tirando de ellas hacia la parte redonda de la concha.
  • Lavar bien los mejillones con agua bajo el grifo para asegurar que están completamente limpios para cocinar.
  • Seleccionar los mejillones a utilizar, despreciando los que están rotos, suenen a hueco o que no se cierren completamente al hacerlos chocar entre ellos.

Ingredientes:

– Mejillones frescos.

– Pimiento rojo.

– Pimiento verde.

– Cebolleta.

– Pimienta.

– Aceite de oliva virgen.

– Vinagre de manzana.

Preparación:

Colocar una cazuela grande al fuego con un par de dedos de agua. Se lleva a ebullición y se vuelcan en ella los mejillones. Tapar la cazuela. Cuando comience a salir vapor remover los mejillones agitando la cazuela y dejar un par de minutos fuera del fuego.
Preparar la vinagreta. Para ello lavar bien los pimientos y pelar la cebolleta. A continuación picarlos muy finos. Colocar en un recipiente y aliñar al gusto con aceite de oliva virgen, vinagre y un poquito de pimienta.
Ir sacando los mejillones de la cazuela, eliminando aquellos que están cerrados ya que no servirán para el consumo. A medida que se van sacando las piezas retirar la concha (valva) a la que no está adherido el mejillón. Colocar en una fuente o plato y cubrir con una cucharada de vinagreta.
Etiquetado , , , , , , , , , , , ,

Orígenes: tortos de maíz

Cuentan que el maíz ha estado presente en la cocina asturiana desde del siglo XVII.

Con él se ha escrito una larga historia en agricultura, arquitectura y también en la gastronomía.

La harina de maíz, mezclada convenientemente, ha permitido elaborar numerosas recetas como la boroña (pan de maíz), el boronchu o boroña preñada (pan relleno de chorizo, jamón y tocino en su interior) fariñas (fariñas, fariñes, farrapes, papas… según la zona de Asturias, y que serían las pulientas, polendas, jarrapas o gachas de otras regiones), sopas, bizcochos, etc.

Hoy traigo como propuesta una de ellas, los tortos, que en los últimos años han alcanzado gran popularidad en los restaurantes asturianos.

 

Tortos de maíz. ManzanasRojasR

Tortos de maíz.

 

Los tortos son una especie de panecillo elaborado principalmente con harina de maíz, agua (y habitualmente harina de trigo para aligerarlos) que tras amasar y reposar se prepara a la plancha o frito en abundante aceite (de girasol u oliva, según gustos)

Esta elaboración se suele utilizar como base del plato, al que se le añade picadillo y huevos (la combinación más habitual) o cualquier otro ingrediente como pescados, carnes, verdura, queso…

Platos contundentes de los que hoy hablaremos de cómo elaborar su base: el torto de maíz según la preparación más habitual.

Ingredientes:

– 200 gr. de harina fina de maíz.

–  50 gr. de harina de trigo (puede eliminarse)

– 250 gr. de agua.

– Sal.

– Aceite de oliva virgen.

Preparación:

Colocar el agua en un recipiente y calentarla hasta templarla. Incorporar la sal y remover.

En un bol colocar la harina de maíz y la de trigo, añadir poco a poco el agua templada con sal mientras se amasa. Trabajar hasta obtener una masa fina.

Formar una bola y dejar reposar en un recipiente al menos una hora.

Transcurrido ese tiempo ir formando pequeñas bolas de masa que se irán aplastando con ayuda de la mano hasta obtener una especie de tortita. Según los gustos podemos hacerla más o menos gruesa. Freír bien en abundante aceite.

Servir recién hechos, calientes y colocar sobre ellos la combinación que más nos guste (huevos, picadillo, queso…)

 

Etiquetado , , , , , , , , , , , ,

Humeante: guiso de ternera con cerveza y champiñones

Hoy traigo como propuesta un plato de cuchara. Es un guiso de ternera con champiñones inspirado en un fantástico estofado que descubrí hace varios meses de la mano de Ernest Subirana preparado con Guinness.

Debo confesar que nunca había cocinado con cerveza negra y me apetecía probar el resultado. He ido adaptando los ingredientes a los gustos de mi familia, dado que no todos aprecian por igual algunos sabores como el del nabo o el apio.

Si aún no conoces su blog, “Cocina Sana Con Ernest Subirana” te animo a visitarlo. Sus recetas son fáciles de seguir y están explicadas al detalle tanto a través del texto como en imágenes.

Guiso de ternera con cerveza y champiñones. ManzanasRojasR

Guiso de ternera con cerveza y champiñones

Ingredientes:

– 500 gr. de carne de ternera cortada en trozos.

– 600 ml de cerveza negra (he utilizado Guinness)

– 1 cebolla.

– 2 zanahorias medianas.

– 2 dientes de ajo.

– Champiñones frescos.

– Aceite de oliva virgen extra.

– Sal.

– Una pizca de pimientas molidas (he utilizado una mezcla de negra, verde, rosa y blanca)

– 2 cucharadas de harina de trigo.

Preparación:

Lavar bien las zanahorias.

Pelar y cortar la cebolla en trozos finos. Pelar y cortar las zanahorias en rodajas. Reservar.

Colocar una cazuela alta al fuego con 2 cucharadas de aceite de oliva. Añadir los dos dientes de ajo machacados y con piel y dejar dorarse por ambos lados a fuego medio.

Salpimentar la carne y reservar.

Añadir la cebolla cortada y las zanahorias. Incorporar la sal y las pimientas. Rehogar a fuego medio durante unos diez minutos. Removiendo de vez en cuando para que no se queme.

Incorporar la cerveza y dejar reducir unos minutos, eliminando la espuma.

Colocar la harina en un recipiente y añadir la carne para rebozarla en ella. Retirar los sobrantes y freír en una sartén con unas gotas de aceite de oliva a fuego fuerte, para sellarla. Retirar la carne de la sartén e incorporar al guiso junto con el aceite y los jugos soltados por la carne.

Dejar guisar con la cazuela tapada a fuego bajo aproximadamente hora Incorporar los champiñones lavados y cortados junto con un poco de sal y dejar cocer durante una media hora (hasta que la carne esté blanda)

Retirar los ajos y servir caliente.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , ,

Pausa: brochetas de frutas

Aprovechando que en el mercado comienzan a llegar nuevas frutas, y otras aún permanecen después de los meses de verano, hoy traigo una ración de vitaminas frescas en forma de divertidas brochetas.

¿A quién no le apetece disfrutar de ellas como postre o como tentempié a media mañana o tarde?

Brochetas de frutas

Brocheta de frutas

Ingredientes:

– Naranjas.

– Uvas.

– Melón.

– Caqui.

– Palos de brochetas.

Preparación:

Lavar la fruta.

Cortar la naranja en rodajas.

Pelar el melón y el caqui en trozos.

Insertar las frutas en una brocheta según la combinación que más nos guste.

Servir frescas.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , ,

Cuestión de tiempo: cebollas rellenas de bonito

Paciencia y tiempo, esos son parte de los secretos de unas cebollas rellenas. Además, por supuesto, de buenos ingredientes.

Y digo paciencia, porque aunque lleva poco tiempo elaborarlas, requieren al menos de tres horas al fuego para que estén suaves y tiernas.

Aunque te contaré un secreto. Es un plato que puede prepararse perfectamente de un día para otro, y bien refrigeradas en la nevera, están perfectas tras calentarlas antes de servir.

El relleno clásico, al menos en casa, es carne o bonito, siendo estas últimas las que más triunfan y las que hoy traigo.  ¿También son tus preferidas?

Cebollas Rellenas de Bonito

Cebollas Rellenas de Bonito

 

Ingredientes:

– 3 cebollas medianas dulces.

– 200 gr. de bonito en conserva (yo utilizo en aceite de oliva)

– 1/2 pimiento rojo.

– 1/2 tomate.

– 1/4 cucharadita de pimentón dulce.

– Picante al gusto (Guindilla, tabasco o pimentón picante).

– Aceite de oliva virgen.

– Vino blanco.

– Caldo de gallina.

– Sal.

Preparación:

Pelar las cebollas y ahuecar con ayuda de un cuchillo de punta. Reservar.

Picar muy fina la cebolla retirada, y el pimiento (yo a veces lo trituro junto con la picadora)

Colocar una cazuela al fuego y añadir el ajo picado muy fino con cuidado de que no se queme. Añadir la cebolla y el pimiento picados y dejar que se doren.

Añadir el tomate y la sal, el pimentón dulce y el picante. Remover y dejar a fuego medio un par de minutos.

Sacar una parte de la salsa a un recipiente (bol, plato…) y añadir el bonito. Unir bien y rellenar con esta mezcla las cebollas.

Colocar  las cebollas rellenas sobre la cazuela con el resto de la salsa, añadir el vino blanco y el caldo cubriendo hasta casi el borde las cebollas.

Cocer a fuego suave unas 3 horas.

Servir calientes solas (a mi es como más me gustan) o adornadas con huevo cocido cortado, pimiento…

 

Etiquetado , , , , , , , , ,
Anuncios