¿Desarmados?: garbanzos con espinacas

No está claro cual fue el origen de esta verdura, las espinacas, que sitúan en su origen en tierras persas, de donde deriva su nombre.
Cuentan los historiadores que arribaron a España en el siglo XI, de la mano de los pueblos árabes que llegaron a la península y de ahí viajaron al resto de Europa y posteriormente a América.Apreciada en la cultura gastronómica por sus aspectos medicinales y su fácil digestión se coló poco a poco en los platos de reyes y plebeyos.

Llegó incluso a otorgar poderes sobrenaturales a un famoso marino animado, que tras su consumo enlatado vencía con su fuerza a malvados enemigos.

Garbanzos con espinacas

Garbanzos con espinacas

Hoy las consumimos de múltiples y variadas formas, siendo una de las más extendidas con garbanzos.

En Asturias, acompañado de bacalao, este plato cuenta con una festividad propia: la del desarme. Que se celebra en Oviedo a mediados de octubre y en la que ocupa un destacado lugar en el menú.

Personalmente los prefiero solos, sin bacalao y según los detalla María Luisa García en su obra “El arte de cocinar” y que con mucha osadía y respeto he interpretado.

Pero esto, es tan sólo una sugerencia…

Ingredientes:

– 160 gr. de garbanzos.

– 1/2 kg. de espinacas frescas.

– Aceite de oliva virgen.

– Media cebolla si es grande o una entera si es pequeña.

– Pimentón: dulce y picante.

– Ajo.

– Sal.

Preparación:

Se ponen los garbanzos a remojo la noche anterior (al menos 12 horas aunque depende de la dureza del agua).

Encender el fuego y colocar en él una cazuela en la que se colocarán los garbanzos, un poco de sal y se cubrirán con agua. Se dejan cocer lentamente hasta que estén tiernos.

Se pelan y cortan muy finitos la cebolla y el ajo. Mientras tanto, en una sartén se ponen dos cucharaditas de aceite de oliva virgen y se calienta con cuidado de no quemarlo.

Se rehogan en el aceite la cebolla, y después se añade el ajo hasta que estén dorados. Se añaden entonces dos cucharaditas de pimentón dulce y una pizca de pimentón picante. Se remueve con suavidad y se añade la mezcla a los garbanzos.

A continuación se añaden las espinacas que previamente habremos lavado, escaldado en agua hirviendo, enfriado y picado.

Se remueve y se deja cocer lentamente hasta que el caldo esté unido.

Sólo nos queda entonces retirar del fuego y dejar reposar unos minutos antes de servirlos.

Que aproveche!

Anuncios
Etiquetado , , , ,

2 pensamientos en “¿Desarmados?: garbanzos con espinacas

  1. Eva dice:

    Yo tengo la costumbre de poner las espinacas en crudo, me gusta que sepan al guiso. Por lo demás me apunto la receta.
    Un besote

  2. […] aunque los ingredientes sean casi los mismos que aquellos garbanzos con espinacas del mes de abril, las proporciones, la forma de cocinar e incluso de presentarlo hacen que en el […]

Me encantaría conocer tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: