Allende los mares: tomate… Salsa de tomate

El tomate ha llegado a las cocinas europeas después de atravesar nada menos que un océano, el atlántico, allá por 1540, según cuentan los historiadores, y procedente de las tierras que llamaron “Nuevo Mundo”.

Tomate cortado

Tomate cortado

Son curiosas las formas en que lo denominaron en los distintos países a su llegada. Mientras que en Italia, el botánico Pietro Mattioli le denominó en 1554  “pomo d’oro” (manzana de oro), en Francia en el siglo XVIII llegaron a llamarle “pomme d’amour” (manzana del amor) y en Alemania  “tollapfel” (manzana loca). ¿El motivo de tan singulares nombres? No es otro que el aspecto que tenían dichos tomates, y que no tiene nada que ver con el rojo brillante que la gran mayoría asociamos con esta palabra y que debemos al trabajo durante años de grandes botánicos.Según cuentan, la apariencia inicial de este fruto se asemejaba al de la manzana y contaba con un aspecto dorado o amarillo, de ahí la denominación italiana. También durante años le han atribuido propiedades afrodisíacas, de ahí el nombre francés y el último de los citados nombres, se debe a la presencia de determinadas sustancias que en su momento se consideraron tóxicas y causante de enfermedades mentales.

Fiel reflejo de esta retahíla de singulares denominaciones se encuentra su uso en la cocina. Mientras que en algunos países parece que se consumieron desde el primer momento, en otros como Alemania e Inglaterra se usó como planta ornamental durante mucho tiempo antes de permitirle su presencia en la mesa.

Han pasado muchos años desde entonces y hoy es inaudito pensar en una cocina, y menos la mediterránea, que no tenga tomate como ingrediente en alguno de sus platos.

¿Uno de los más sencillos? Preparado en salsa.

Salsa de tomate

Salsa de tomate

Personalmente suelo prepararla casi a diario y guardarla en la nevera lista para ser usada en cualquier otro plato (pizza, patatas, etc.)

Ingredientes:

– 3 tomates maduros.

– Aceite de oliva virgen.

– 1 cebolla o cebolleta.

– Sal.

Preparación:

Picar la cebolla en juliana.

Colocar una sartén al fuego y añadirle un poco de aceite (3 cucharadas aproximadamente). Añadir la cebolla o cebolleta picada y dejarla dorar a fuego muy suave.

Mientras tanto, colocar una cazuela con agua al fuego y calentar. Bañar en el agua caliente los tomates durante unos segundos para facilitar la retirada de su piel.

Pelarlos con cuidado y trocearlos.

Cuando esté listo el sofrito de cebolla añadir el tomate troceado y dejar hacerse a fuego muy suave.

Una vez hecho, añadir una pizca de sal y triturar.

Anuncios
Etiquetado , ,

4 pensamientos en “Allende los mares: tomate… Salsa de tomate

  1. […] al completo en casa, desde la base hasta los ingredientes, pasando por la salsa. Por lo que unos minutos antes de comenzar con la masa suelo poner en marcha la salsa de tomate […]

  2. […] calientes solos o ensartados en un palillo o brocheta. Acompañar de salsa (barbacoa, tomate, yogur, […]

Me encantaría conocer tu opinión...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: