Golosinas: casa de jengibre

Desde hace tiempo me llaman la atención esas fantásticas casas de galleta de jengibre llenas de dulces. Así que este fin de semana decidí preparar unas para regalarles a mis sobrinas.

Os confieso que yo no suelo preparar muchas galletas en casa, no somos muy de dulces, y por tanto no tengo mucha experiencia decorando estas. Si os dais un paseo por internet veréis que hay mucha gente que elabora verdaderas obras de arte que plasma en algo tan pequeño como una galleta.

Podéis imaginaros la de vueltas y vueltas que le di antes de encender el horno y las dudas que tenía sobre el resultado y sobre su consistencia para transportarlas, pero aunque sólo sea por la cara de sorpresa que pusieron y lo mucho que disfrutaron arrancando pedacitos para comérsela merece la pena.

Así que si os apetece prepararlas no os desaniméis, sólo es necesario un poco de paciencia, tener claro nuestro objetivo y leer varias veces bien la receta antes de comenzar. El mío estaba muy claro: una casa muy sencilla.

 

Casa de jengibre

Casa de jengibre

Os cuento algunas de las cosas que yo hice antes de comenzar. Como en toda construcción hay que elaborar un proyecto:

  • Objetivo: casa de jengibre muy sencilla.
  • Elegir el solar/parcela donde edificar la casa. Es importante elegir dónde colocar nuestra casa de jengibre (sobre un postre, en una bandeja, etc.). Debemos asegurarnos de que se trata de una superficie rígida y estable para el tamaño de la casa que queremos crear. No queremos que después de todo el trabajo termine rota en mil añicos. Si como yo vas a transportarla, es importante especialmente que ofrezca la suficiente rigidez para que no se doble. Eso dependerá fundamentalmente del peso de la casa y de las dimensiones de esta. Mis casas no eran muy grandes, así que al final elegí bandejas redondas de cartón con blonda desechable (de 18cm)
  • Disponer de unos planos. Es importante antes de comenzar contar con una plantilla para realizar la casa. Puedes diseñarla tú sobre papel o imprimir alguna plantilla ya preparada (encontrarás muchas en internet).  En cualquier caso necesitarás al menos cartulina/cartón, una regla y tijeras, y si la diseñas tú un lápiz/rotulador/bolígrafo. Si como yo es la primera que preparas no elijas un diseño muy complicado ni muy grande. Mis casas tenían una planta rectangular de 7×9 cm.

También hay en el mercado moldes para cortarlas, pero habría que valorar antes el uso que podemos darle. Tal vez no merezca la pena.

Decoración. Una vez que tengas la plantilla piensa como decorarás la casa para elegir los dulces/golosinas que necesitarás (caramelos, gominolas, chocolatinas, chicles, galletas, etc.) o si lo prefieres puedes hacer “troquelados” con moldes de galleta. En la red encontrarás muchísimos ejemplos que te podrán servir de fuente de inspiración.

  • Construir la casa. Preparar la masa, hornear y lo que a mí me parecía más complicado: ensamblar y decorar.

Masa. Lo primero de lo que te darás cuenta al unir todos los ingredientes es que la masa quedará muy pegajosa, no te preocupes. Sólo tienes que añadir un poquito de harina (muy muy poca) en la superficie de trabajo y en tus manos para limpiarlas y formar más fácil la bola.

Temperatura. Como con todas las galletas lo mejor para trabajar la masa es que esté fría. Yo la he enfriado en dos ocasiones: la primera para estirar la masa y la segunda para facilitar el corte y evitar que la galleta se deforme.

Ensamblaje. Paciencia, paciencia, paciencia. Después de varios intentos la forma en la que conseguí que quedasen mejor fue montando en vertical cada “pared” de la casa. Primero un frente, lateral, otro frente y lateral. Presionar cada pieza para que se adhiera y dejar secar así. Aunque al principio no lo parezca las piezas quedan unidas. Ahora sólo queda ir decorando con las golosinas/dulces que más gusten.

Para que adquiera mejor consistencia para el transporte es importante que seque bien. Yo las dejé secar de un día para otro.

  • Entrega de llaves. Para la entrega de llaves había que envolver bien el regalo, primero para que no se estropease durante el viaje y segundo para que dejase ver el interior. Yo elegí papel de celofán decorado con estrellas, rojas como no podía ser de otra forma. Una cinta para asegurar bien el cierre del celofán y unos globos (les encantan) para rematarlos. Aquí de nuevo vuestra imaginación es la protagonista.

Ingredientes:

Para las galletas:

- 125 gr. de mantequilla.

- 100 gr. de miel (yo he utilizado miel asturiana ecológica)

- 100 gr. de harina.

- 300 gr. de harina.

- 1 huevo.

- 2 cucharaditas de canela en polvo.

- 1 cucharadita de jengibre molido.

- 1/2 cucharadita de nuez moscada.

Para la glasa:

- 250 gr. de harina glass tamizada (es importante que sea comercial, no preparada en casa, para que tenga mejor consistencia)

- 1 clara de huevo.

Para la decoración:

Golosinas/Dulces al gusto. Yo he utilizado: chocolatinas, nubes y gominolas.

Preparación:

Preparar el patrón:

Para preparar el patrón como os decía antes hay al menos dos opciones: diseñarlo o imprimir uno ya hecho.

Si decides diseñarlo necesitarás una regla para ayudarte con el trazado y las medidas. En este caso lo mejor es recortarlo en cartulina/cartón y tratar de ensamblar las piezas para asegurarnos de que las medidas son correctas antes de preparar las galletas.

Si eliges esta segunda opción lo mejor es imprimirlo en papel y posteriormente transferirlo a cartulina/cartón. Eso facilitará más el corte.

Preparar la masa:

En un recipiente mezclar bien todas las especias y reservar.

Rallar la mantequilla muy fría para deshacerla y facilitar luego el amasado. Reservar.

En un bol amplio colocar la harina. Añadir el resto de ingredientes: mantequilla, azúcar, miel, especias y el huevo. Remover hasta mezclar bien todos los ingredientes y amasar.

Formar una bola con la masa y envolver en papel film. Reservar en la nevera al menos 20 minutos.

Sobre una superficie colocar un poco de papel de hornear. Tomar una porción de la masa y colocar sobre el papel. Con ayuda de un rodillo enharinado extender la masa hasta que quede de un grosor de unos 5 milímetros. Introducir unos minutos en la nevera para que se endurezca. Repetir este proceso con el resto de la masa.

Con cada plancha de masa marcar y cortar con ayuda de un cuchillo las piezas según los patrones preparados. Llevar a una bandeja de horno y hornear a 170ºC durante unos 10 minutos (hasta que la galleta esté dorada por los bordes)

Retirar del horno y con ayuda de una paleta (o cualquier otro utensilio para no quemarnos) trasladar las galletas a una rejilla para que se enfríen.

Preparar la glasa:

Batir la clara a punto de nieve. Añadir el azúcar glass y seguir batiendo hasta que quede bien integrada.

Ensamblaje:

Una vez bien frías las galletas comenzar a ensamblar las piezas.

Como manga yo he utilizado una bolsa (de las de congelar) a la que he añadido la glasa con ayuda de una taza (tomar la taza y colocar en el interior de ella la bolsa, estirar esta para abrirla bien. Añadir la glasa en el interior y cerrar la bolsa a modo de manga.) Hacer un orificio muy pequeño (unos 2 ó 3 mm) en una de las esquinas de la bolsa (usar unas tijeras).

Recortar el borde de las galletas con ayuda de un cuchillo. Repartir por él la glasa e ir ensamblando las piezas. A medida que vayas decorando ve empujando la glasa hacia el borde del corte.

Poner glaseado a lo largo de los bordes de una de las fachadas y uno de los laterales. Colocar el lateral perpendicular a la fachada y presionar ligeramente para que las paredes se adhieran y se sostengan entre sí. Incorpora la otra fachada y el otro lateral de la misma forma.  Deja secar unos minutos.

Ahora queda el techo, en mi caso lo he realizado con galleta y golosinas. Lo primero es colocar una galleta plana sobre los laterales a modo de “techo plano” adheriéndola con la glasa. A continuación ir incorporando las barritas de chocolatina perpendiculares a los laterales y adheriéndolas al techo de galleta con glasa. Añadir otra barrita perpendicular a estas en el centro (del centro de una fachada a la otra) pegada con glasa y cubrir estas con nubes y lacasitos.

Dejar secar.

Decoración:

Una vez ensambladas las piezas decorar.

Primero he dibujado unas ventanas y puertas por las fachadas de la casa y luego he completado la decoración con las golosinas, usando para ello la glasa restante que actuará a modo de “pegamento”. Para cada golosina añadir unas gotitas o una línea de glasa por la base y presionar ligeramente sobre la galleta para que se adhiera.

Hacer lo mismo con los dulces que se coloquen alrededor de la casa, en este caso pegándolos a la blonda.

Dejar secar bien. Y ya tenemos lista nuestra casa para llevar a la mesa o envolver como regalo.

Casa de Jengibre

Casa de Jengibre

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , ,

La cocina de isasaweis. Libro de cocina

Hace unos días la editorial Anaya se puso en contacto conmigo para invitarme a conocer el primer libro de cocina de Isabel Llano “La cocina de Isasaweis”.

No lo dudé ni un segundo porque, como supongo que muchos de vosotros, me encanta su blog y sigo con asiduidad sus publicaciones tanto a través de él como en las redes sociales. Especialmente sus video tutoriales de cocina.

La cocina de Isasaweis. Libro de cocina

La cocina de Isasaweis. Libro de cocina

Y hoy ha tenido lugar la presentación en Gijón, en el Jardín Botánico.
Isabel con su naturalidad y cercanía nos ha hablado de cómo ha elegido las recetas que conforman el libro, ha ofrecido consejos y ha enseñado a preparar unos deliciosos canapés.

La cocina de Isasaweis. Presentación del libro

La cocina de Isasaweis. Presentación del libro a la prensa en Asturias

El libro me ha encantado. No sólo por sus recetas y la forma en las que Isabel presenta cada una de ellas con claridad y detalle, sino también por su diseño.

Recoge 100 recetas, clasificadas según categorías, que van desde aperitivos hasta postres y dulces, pasando por ensaladas, sopas, platos de carne, pescado, otros más completos que ella cataloga como “platos únicos” y algunas sorpresas más. Están explicadas en detalle, y son fáciles de seguir, tanto para los que dan sus primeros pasos con los fogones como para los más entrenados. Además cada una de ellas está acompañada de una foto, de trucos e ideas y lo más importante, los ingredientes que utiliza son fáciles de encontrar y asequibles.

Cocinando con Isasaweis

Cocinando con Isasaweis. Isabel Llano

Yo ya tengo marcadas varias recetas que quiero probar y otras para preparar estos días de fiesta en las reuniones con familia y amigos.

Si os apetece conocer en detalle su libro os recomiendo acercaros a alguna de las librerías en las que está ya a la venta. Os cautivará seguro.

Y si además estás en Asturias, te animo a acercarte a alguno de los establecimientos de Gijón y Oviedo en los que Isabel estará firmando libros durante estos días.

 

La cocina de Isasaweis.

Isabel Llano

Ediciones Oberon (Grupo Anaya)

ISBN: 978-84-415-3639-5

Gracias a Isabel y a Anaya por esta fantástica mañana.

Etiquetado , , , , , , ,

Paciencia: risotto de setas

En casa nos gusta el arroz. Por eso es rara la semana en la que no se prepara algún plato con este ingrediente: guisado, como guarnición, en ensalada… Las posibilidades son muchas.

Y de entre todas hoy traigo como propuesta el risotto. Esta es una forma de preparación muy común en Italia. Arroz y queso en perfecta armonía para ofrecer una textura característica al paladar.

El secreto de un buen risotto depende fundamentalmente del tipo de arroz elegido. Se requiere que sea un arroz con una gran capacidad de absorción de líquido y también para liberar almidón, que es lo que le confiere esa textura pastosa.

Uno de los más utilizados es la variedad Carnaroli, que además de las características antes indicadas es menos propicio a pasarse. Este tipo de arroz se caracteriza por un grano grueso y blanquecino.

Para prepararlo lo importante, dicen los expertos, es añadir poco a poco el caldo, de forma que esté siempre jugoso pero nunca inmerso totalmente en líquido. Y también remover, remover y remover constantemente para favorecer la liberación de almidón y que quede cremoso.

 

Risotto de setas

Risotto de setas

Ingredientes:

- 1/2 cebolla.

- Romero.

- Setas (unos 120 gr. aproximadamente)

- Aceite de oliva virgen extra.

- 120 gr. de arroz (he utilizado Carnaroli)

- 1 vaso de vino blanco (he utilizado semi seco)

- Caldo: de verdura, de pollo, de carne…. (he utilizado de verdura)

- Queso (he utilizado queso asturiano ahumado. “Ahumado de Pría”)

- Unos 25 gr. de mantequilla.

- Un diente de ajo.

- Sal.

- 1/2 limón.

Preparación:

Limpiar bien las setas y cortarlas en trozos.

Colocar una sartén al fuego con unas cucharadas de aceite de oliva y añadir en él un diente de ajo picado finamente para aromatizarlo. Dejarlo a fuego medio/bajo hasta que se dore y a continuación retirarlo. Añadir las setas y rehogar unos minutos con un poco de sal. Cuando las setas estén listas y libres de agua retirar del fuego y reservar.

Colocar una cazuela al fuego y añadir en ella tres cucharadas de aceite. Es recomendable utilizar una cazuela alta para que no se evapore el agua durante la cocción.

Añadir la cebolla picada muy fina y dejar que se dore a fuego suave. Incorporar entonces el arroz y rehogar un poco.

Para cocer el arroz se necesitará líquido, el doble de cantidad que de arroz, formado en una parte por vino y en otra por caldo. Es importante añadir poco a poco el líquido y asegurarse también que esté caliente. Además es fundamental remover mucho el arroz par que suelte todo el almidón, al principio de forma constante y a medida que se va cociendo con menor frecuencia.

Lo primero incorporar el vino al arroz (controlar la cantidad para que no se note en exceso el sabor) y añadir la sal. A continuación ir añadiendo poco a poco el resto del líquido.

A mitad de cocción añadir entonces las setas y seguir incorporando líquido y removiendo hasta que el arroz esté listo (aproximadamente unos 20 minutos. Consultar el envase del arroz para conocer el tiempo recomendado).

Incorporar entonces el queso y la mantequilla y remover. Si el arroz queda muy denso debe añadirse agua o caldo hasta que quede suelto y meloso.

Añadir unas gotas de zumo de limón, tapar y reposar un par de minutos. Servir caliente.

 

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , ,

Pausa: brochetas de frutas

Aprovechando que en el mercado comienzan a llegar nuevas frutas, y otras aún permanecen después de los meses de verano, hoy traigo una ración de vitaminas frescas en forma de divertidas brochetas.

¿A quién no le apetece disfrutar de ellas como postre o como tentempié a media mañana o tarde?

Brochetas de frutas

Brocheta de frutas

Ingredientes:

- Naranjas.

- Uvas.

- Melón.

- Caqui.

- Palos de brochetas.

Preparación:

Lavar la fruta.

Cortar la naranja en rodajas.

Pelar el melón y el caqui en trozos.

Insertar las frutas en una brocheta según la combinación que más nos guste.

Servir frescas.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , ,

Cuestión de tiempo: cebollas rellenas de bonito

Paciencia y tiempo, esos son parte de los secretos de unas cebollas rellenas. Además, por supuesto, de buenos ingredientes.

Y digo paciencia, porque aunque lleva poco tiempo elaborarlas, requieren al menos de tres horas al fuego para que estén suaves y tiernas.

Aunque te contaré un secreto. Es un plato que puede prepararse perfectamente de un día para otro, y bien refrigeradas en la nevera, están perfectas tras calentarlas antes de servir.

El relleno clásico, al menos en casa, es carne o bonito, siendo estas últimas las que más triunfan y las que hoy traigo.  ¿También son tus preferidas?

Cebollas Rellenas de Bonito

Cebollas Rellenas de Bonito

 

Ingredientes:

- 3 cebollas medianas dulces.

- 200 gr. de bonito en conserva (yo utilizo en aceite de oliva)

- 1/2 pimiento rojo.

- 1/2 tomate.

- 1/4 cucharadita de pimentón dulce.

- Picante al gusto (Guindilla, tabasco o pimentón picante).

- Aceite de oliva virgen.

- Vino blanco.

- Caldo de gallina.

- Sal.

Preparación:

Pelar las cebollas y ahuecar con ayuda de un cuchillo de punta. Reservar.

Picar muy fina la cebolla retirada, y el pimiento (yo a veces lo trituro junto con la picadora)

Colocar una cazuela al fuego y añadir el ajo picado muy fino con cuidado de que no se queme. Añadir la cebolla y el pimiento picados y dejar que se doren.

Añadir el tomate y la sal, el pimentón dulce y el picante. Remover y dejar a fuego medio un par de minutos.

Sacar una parte de la salsa a un recipiente (bol, plato…) y añadir el bonito. Unir bien y rellenar con esta mezcla las cebollas.

Colocar  las cebollas rellenas sobre la cazuela con el resto de la salsa, añadir el vino blanco y el caldo cubriendo hasta casi el borde las cebollas.

Cocer a fuego suave unas 3 horas.

Servir calientes solas (a mi es como más me gustan) o adornadas con huevo cocido cortado, pimiento…

 

Etiquetado , , , , , , , , ,

Suave: pudin de pan y nueces

Según la RAE, un pudin es un “dulce que se prepara con bizcocho o pan deshecho en leche y con azúcar y frutas secas”

Y eso es precisamente lo que hoy traigo como propuesta, un pudin elaborado con pan y nueces. Fantástico para disfrutarlo en el desayuno o la merienda.

Pudin de Pan y Nueces

Pudin de Pan y Nueces

 

Ingredientes:

- 1/2 litro de leche.

- 100 gr. de azúcar.

- 4 huevos.

- 1 yogur natural.

- 20 gr. de mantequilla.

- Pan del día anterior (un cuarto aproximadamente).

- 125 gr. de nueces peladas.

- 1 limón.

- 1 ramita de canela.

Preparación:

Lavar el limón bien y cortar la piel.

Colocar una cazuela alta al fuego y calentar en ella la leche con la piel del limón y la rama de canela hasta que empiece a hervir. Continuar cociendo a fuego bajo durante unos 5 minutos.

Cortar el pan en trozos pequeños y añadir a la leche, remover para que se ablande. Dejar reposar unos minutos.

Mientras tanto batir los huevos con el azúcar, la mantequilla y el yogur y cuando el pan esté blando añadir a la mezcla anterior. Remover todo hasta con ayuda de un tenedor o un batidor hasta que quede una masa cremosa. Por último, añadir las nueces troceadas.

Introducir en el horno al baño maría a 160º precalentado, durante unos 35 minutos o hasta que este cuajado.

Dejar enfriar en la nevera y desmoldar a una bandeja. Cortar y servir con trocitos de nuez.

Yo lo he tomado espolvoreado de azúcar glass y nueces y acompañador de un poco de yogur y mermelada de fresa.

 

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , ,

Día mundial del pan: mini fougasse

16 de octubre, día mundial del pan. Y como cada año, desde el blog Kochtopf,  su autora nos invita a encender nuestros hornos en casa y a elaborar un pan.

World Bread Day 2014 (submit your loaf on October 16, 2014)
He cogido la harina, encendido el horno y me he puesto a amasar. El resultado es mi propuesta de hoy: mini fougasse.

Además de llamativo por su forma, este pan plano es muy sencillo de elaborar y ofrece un sabor fantástico para disfrutar recién horneado.

Yo hoy lo he tomado como desayuno acompañado de queso fresco en crema y un poco de mermelada. ¿Te aminas a probarlo?

20141016.V.Fougasse

Fougasse

NOTA: la receta está adaptada del libro Panes de Richard Bertinet

Ingredientes:

- 250 gr. de harina de fuerza.

- 175 gr. de agua.

- 6 gr. de levadura fresca.

- 5 gr. de sal

- Harina de maíz para espolvorear.

Preparación:

En un bol colocar la harina (reservar una pequeña cantidad para espolvorear la superficie de trabajo) y deshacer en ella la levadura con los dedos. Mezclar con la mano o un tenedor.

Añadir la sal y el agua y comenzar a remover durante unos 2 ó 3 minutos, hasta que se forme la masa.

Espolvorear la superficie de trabajo y amasar durante unos 10 minutos hasta que se convierta en una masa lisa y brillante.

Formar una bola con ella y dejar reposar en el bol ligeramente enharinado. Tapar con un paño limpio y seco y dejar reposar durante al menos una hora en un lugar cálido y sin corrientes.

Transcurrido el tiempo de reposo volcar con cuidado la masa sobre la superficie de trabajo ligeramente enharinada y extenderla suavemente (para que no pierda volumen) hasta formar un cuadrado.

Con ayuda de un cuchillo formar realizar un corte longitudinal para formar dos rectángulos. Realizar dos cortes en cada rectángulo para obtener tres triángulos.

Coger cada triángulo y colocarlo sobre el papel de hornear y darle forma. Para ello es necesario realizar cortes profundos que atraviesen la masa pero no lleguen al borde. Realizar un primer corte desde un vértice a más o menos la mitad del lado opuesto (lo que sería una altura del triángulo). Luego hacer 2 cortes diagonales en cada una de las mitades del triángulo. Introducir los dedos con cuidado en los cortes para hacer hueco y ensancharlos. Puede realizar tantos cortes y formas como su imaginación permita, pero debe tener en cuenta que estos se cierran cuando la masa leva.

En el siguiente gráfico se muestran los cortes indicados.

Fougasse

Cortes fougasse

Espolvorear con harina de maíz e introducir en el horno previamente precalentado a 250ºC.

Dejar cocer a unos 130ºC durante 10 ó 12 minutos (hasta que el pan adquiera un color dorado). Retirar y dejar templar en una rejilla.

Consumir recién hechos.

 

 

Etiquetado , , , , , , , , , , , , ,